Moodle y sus nuevas versiones

Hoy ha tocado, en mi proceso de curación de contenidos, volver a mi scoop.it de FP-Informática y ahí me he encontrado con algunos manuales y formas de uso de Moodle, tanto en su versión 2.4 como en anteriores y lo que se anticipa en la 2.5. De ello extraigo aquí lo siguiente:

  • Manual en castellano de Moodle 2.4: aunque  la versión actual de Moodle es la 2.5  este manual explica muy bien todos los recursos y actividades de esta plataforma. También una de las novedades más importantes en las últimas versiones como la gestión de ficheros. Otro de los aspectos destacados sería la gestión de calificaciones, el trabajo con grupos y el rastreo de finalización de tareas y la condicionalidad de las mismas. En cuanto  a las actividades se han arupado en tres bloques:
  • Comunicación: Foro, Mensajes, Chat, Consulta y Encuesta (Feedback)
  • Evaluación: Tarea, Cuestionario, Lección, Taller y SCORM
  • Trabajo en equipo: Base de datos, Glosario y Wiki

Se estructura en secciones del tipo ¿Para qué sirve?, ¿Cómo se crea?, ¿Cómo funciona? y ¿Cómo se gestiona?

  • Guía de herramientas de Moodle para profesores: En columnas se incluye qué queremos conseguir y en filas encontramos lo que queremos encontrar. Del mismo estilo a la anterior guía establece colores para determinar si la herramienta es adecuada al fin (verde), si necesita adaptación (naranja) o si no es la herramienta adecuada (rojo)

Captura de pantalla 2013-06-09 a la(s) 22.12.57

  • Calificación avanzada mediante rúbricas: video en youtube en el que se explica cómo, en una tarea, se incluye la evaluación por rúbricas. Esta funcionalidad se ha incluído en las últimas versiones, desde la versión 2.3, actualizando Moodle para el trabajo por Proyectos y evaluación por rúbricas que se utilizan en los mismos.
  • Rúbricas y otros métodos de evaluación: Presentación con un ejemplo de evaluación por rúbricas y uso de Guías de evaluación en una tarea que permite utilizar criterios de calificación de una tarea con comentarios para el profesor y del profesor para evaluar la tarea.
  • LAMS: Herramienta de apoyo al diseño instruccional en Moodle, LAMS, Learning Activity Management System o Sistema de Dirección de Actividades de Aprendizaje se utiliza como apoyo al diseño instruccional que proporciona al profesor un entorno virtual para diseñar, administrar y distribuir actividades de aprendizaje colaborativo en línea y de forma condicionada también.

Para más información siempre moodle.org

Anuncios

Entornos Personales de Aprendizaje para profesores y Asesores de formación. Rubrica de evaluación

En el comienzo de las sesiones de trabajo los asesores y profesores realizarán una valoración de su competencia digital según el modelo de la siguiente rubrica:

Rubrica competencia digital 1

Rubrica competencia digital 2

Esta valoración la realizarán y comentarán en el aula virtual de moodle antes del comienzo de los trabajos y al final del curso. Valorarán también al final de curso si con los conocimientos adquiridos hubieran contestado lo mismo.

Entornos Personales de Aprendizaje para profesores y Asesores de formación. Ventajas. Desarrollo

Las ventajas fundamentales a la hora de diseñar un PLE para la formación de los Asesores de formación y, por tanto, para los docentes serían:

  • Aumento de su presencia en redes sociales. De esta forma se daría visibilidad a su trabajo y a la de los docentes que se encuentren en su ámbito de trabajo

  • Permitirían el establecimiento de redes de trabajo más allá del curso realizado que podría conseguir prolongar los objetivos del curso y evaluar los proyectos elaborados. Así se trabajarían también las competencias a adquirir

  • Estos entornos sociales posibilitan la interacción y relación con otros docentes y el conocimiento de su situación laboral y profesional, detectando necesidades formativas  necesarias para la planificación de otras actividades y/o conexiones.

  • Se potencia el aprendizaje no formal y la consecución de competencias

  • Se centraría en el docente/asesor. Cada uno puede elegir según sus necesidades específicas las herramientas más adecuadas. Un asesor de lenguas extranjeras puede centrarse más en elementos y herramientas multimedia y plataformas sociales de este tipo como skype, mientras que otros pueden necesitar herramientas más visuales como tratamientos de imágenes.

  • El esfuerzo del docente ante la realización de una actividad formativa de este tipo sería recompensando por su aplicabilidad a su labor profesional en el momento de realizar el curso y en experiencias docentes posteriores.

  • El profesorado se encontraría trabajando en su aprendizaje de la misma forma que se pide haga en su trabajo ante sus alumnos, habiendo retroalimentación del trabajo realizado.

  • Al ser un aprendizaje colaborativo este sería continuo

  • Se pasaría de acumular información por si se utiliza a adquirir conocimiento que se usa en el aula

PLE CC

Fuente: Enrique Rubio Royo. Licencia CC

En el desarrollo de este PLE se utilizaría Moodle como entorno virtual de aprendizaje, con acceso restringido y acceso a páginas webs con información relevante de aplicaciones de la web 2.0 para que sean filtrados, procesados e incorporados por ellos mismos a su entorno personal de aprendizaje. Se trabajaría con Software libre. Elaborarían ellos, con dicha información y la adicional que buscaran en su propio entorno, siendo sujetos activos de su aprendizaje.

Las áreas de conocimiento que deberían ser incorporadas son:

  • Búsqueda, selección, filtrado de información en Internet, más allá de Google.

  • Herramientas de navegadores para los aprendizajes posteriores: extensiones o complementos en Google Chrome o Mozilla Firefox y sus diferencias con IE.

  • Redes sociales: Twitter para la creación de listas y hashtag; Facebook para la creación de grupos de aprendizaje. Comunidades virtuales en el portal EducaMadrid por la privacidad que proporciona en el trabjao con alumnos

  • Blogs: Blogger o WordPress. También la incorporación de estas herramientas web 2.0 en su entorno personal y profesional del portal EducaMadrid

  • Wikis: Wikipedia y la wiki de EducaMadrid

  • Creación, edición en línea y publicación de imágenes: Flickr, Picasa y la Mediateca de EducaMadrid.

  • Creación, conversión de formatos de vídeo y publicación de los mismos en la Mediateca de EducaMadrid o en Youtube

  • Google Calendar para la planificación de su trabajo

  • Google Drive y el creador de contenidos digitales del Portal EducaMadrid. Prezi, más allá del powerpoint

  • Diigo como marcador social

  • Symbalo, Pearltree, netvibes o igoogle como organizadores de su PLE. Docent.me como espacio en el que insertar su vida virtual, dejando su huella digital

  • Discos duros virtuales como Dropbox o el Directorio de ficheros de EducaMadrid

  • Pizarras digitales interactivas: Conexiones, instalación y uso del software de cada una de ellas.

Se comenzaría con una exposición, apoyada por un mapa conceptual, de lo que se pretende conseguir con la formación de manera que se vean las relaciones entre las distintas herramientas y la consecución de las competencias. Junto a esta breve exposición, la creación de un blog de trabajo es necesaria con la introducción de los elementos más básicos para su configuración y la creación y edición de entradas.

Por áreas de interés se establecerían grupos de trabajo y, semanalmente, se haría una puesta en común de lo trabajado por cada grupo al resto de los compañeros. En el trabajo debe elaborarse documentación sobre el área tratada  en base a la adquisición de competencias. No deben ser manuales de las herramientas. Se trataría de que se plantearan previamente para qué sirve una herramienta y cómo utilizarla. Esta documentación  servirá a los demás compañeros como base para su propia formación. Esta información, previa a la reunión, deberá ser subida al  aula virtual y se comunicarán entre sí en los foros habilitados al efecto.

Las competencias a adquirir así serían :

– Aprender a aprender con las tecnologías digitales y de estas

– Elaborar documentación y editarla

– Utilizar elementos multimedia para elaborar una documentación visual  y atractiva, así como facilitadora del conocimiento

– Trabajar en el proceso de búsqueda y filtrado de la información

– Aprender a etiquetar la información relevante en un grupo de diigo

– Aumentar su capacidad para participar en comunidades virtuales de aprendizaje

– Aumentar su capacidad para compartir en red

– Utilizar correctamente la información mencionando la fuente de su trabajo y las licencias CC

– Trabajar su identidad digital a raíz de su presencia social en redes

– Producir y, no sólo, consumir contenidos digitales

– Gestionar la información ya transformada en conocimiento

En el siguiente artículo se planteará la rubrica para evaluar las competencias antes y después de la realización de este proyecto.

Introducción a Entornos Personales de Aprendizaje para profesores y Asesores de formación. Motivos

Aprendemos continuamente, consultando a un compañero, preguntando en un foro o en una red social, hablando en el café o en la comida; el lugar o la situación no siempre es igual. Y, no siempre, se realiza este proceso de la misma forma; a veces es una reflexión, otras un comentario, una lectura, muchas veces es una consulta directa. Este tipo de aprendizaje informal configura, junto al más formal, practicado por las instituciones, lo que ahora se denomina Entorno Personal de Aprendizaje, EPA o PLE en sus siglas en inglés (Personal Learning Environment).

Para Adell y Castañeda (2010) los PLE son el conjunto de herramientas, fuentes de información y actividades que cada persona utiliza de forma asidua para aprender, constituidos no sólo por los entornos de aprendizaje sino por las personas que constituyen y enriquecen dichos entornos.

Una imagen bien puede clarificarlo:

Captura de pantalla 2013-04-22 a la(s) 00.50.23

Fuente de la imagen: tiscar.com

Este año ha sido de profundos cambios en mi trabajo, tanto por la composición de los componentes del Departamento como por las responsabilidades asumidas ante la reorganización departamental. Entre esas funciones he impartido clases a dos tipos de profesores diferentes: Unos del Programa de Educación Ambiental y otro a los asesores de formación del centro en el que trabajo. Esto me ha llevado a una reflexión y replanteamiento de los procesos de enseñanza-aprendizaje a profesores en TIC-TAC.

Aunque se ha hablado mucho de la zona de confort en la que se encuentran quienes se resisten al cambio, esto no siempre es así. Yo hablaría más bien de la zona de desasosiego. Saben que tienen carencias en competencia digital y las conocen. No se encuentran seguros con el uso de estas herramientas tecnológicas y lo manifiestan. Además saben que ya ha pasado el tiempo en el que las TIC eran cosas de los “tecnofrikis”, ya se habla de TIC como  competencia digital y dominio de herramientas tecnológicas y de TAC que utilizan las TIC para usos formativos para estudiantes y docentes, incidiendo en la metodología para adquirir conocimiento y no sólo en TIC. Hemos entrado en una nueva era impulsada, precisamente, por la tecnología de la que nadie puede escapar, mucho menos nuestros alumnos.

Por ello el docente debe formarse y esta formación no puede ser como la recibida hasta ahora. Los cursos realizados hasta ahora han sido demasiado ambiciosos en sus contenidos, objetivos y muy escasos en horas. Los docentes y la Administración invierten mucho tiempo y dinero pero se ofrecen y demandan cursos en el sentido más tradicional de estos que, sin embargo, no satisfacen ni al docente ni a los alumnos. Son cursos que sólo certifican las horas que realizan pero no la competencia digital adquirida. Así pues se impone un cambio en la metodología de adquisición de este tipo de competencia. Curiosamente los docentes deben trabajar por competencias, pero en su formación esto no se trabaja. Si utilizamos el refranero popular elegiríamos como ejemplo de lo que se hace en la formación del profesorado el dicho: Haz lo que digo, no lo que hago.

Hay otro factor a tener en cuenta: hay un uso didáctico escaso de los recursos tecnológicos que tienen a su disposición. No se encuentran suficientemente capacitados para realizar conexiones o resolver problemas que puedan aparecer relacionados con los equipos, ya sean conexiones a Internet, elementos hardware de un ordenador o formas de conexión de una Pizarra digital interactiva y el uso de sus dispositivos. Y se han realizado cursos de formación pero de los tipos descritos como tradicionales: centrados en el profesor, en las herramientas, unidireccional, asertivo.

Varios son, pues, los motivos que motivan el cambio. A los ya relatados sumamos: 

  • Se realizan bastantes actividades formativas pero de ellas los alumnos reciben demasiado poco. En realidad se les pide que realicen un proyecto como trabajo final de un curso pero no que lo realicen durante la actividad formativa por lo  que no hay evaluación del proyecto elaborado durante la realización del curso.

  • Los profesores centran su objetivo en el aprendizaje de la herramienta, no en su uso didáctico.

  • El curso no está enfocado al área de docencia, materia o competencia a trabajar. No se trabaja con un objetivo o proyecto relativo al área de docencia del profesor.

  • El docente no es sujeto activo de su aprendizaje, se limita a adoptar un papel pasivo en este, recibiendo la información y realizando tareas pero sin evaluación y reflexión de su práctica en la docencia.

  • No se encuentra valorado el aprendizaje no formal

  • No se trabaja por competencias entre el profesorado cuando este debe, después, trabajar de esta forma con su alumnado. No se aprende haciendo.

  • Son demasiado ambiciosos en contenidos y objetivos y escasos en horas y créditos
  • Se enfocan los cursos en los contenidos, en su forma más tradicional de aprendizaje, no en las actividades y, por tanto, en las competencias.

  • Hasta ahora los cursos se basan en LMS (Entorno Virtual de aprendizaje) y no en PLE. La principal diferencia se centra en que el LMS organiza el aprendizaje y el PLE organiza las conexiones para el aprendizaje, en el que el aprendizaje es construido y dinámico.

  • Se tienen más en cuenta las plataformas en las que se realizan los cursos que la web 2.0 y los múltiples espacios gratuitos que tienen los docentes para su aprendizaje.

En los siguientes 3 artículos desarrollaré algo más este planteamiento